La bellísima historia de: Los niños lobo Ame y Yuki

Por Jonathan Novak

Título original: Ame to Yuki Kodomo no Okami.
Director: Mamoru Hosoda.

Hana se ha enamorado de un chico misterioso. El joven asiste a algunas de sus clases en la universidad a pesar de no estar inscrito en ninguna carrera y, además, tiene un gran secreto. Hana se ha enamorado de un hombre lobo.

Esto por supuesto es sólo el inicio de la película. “Los niños lobo Ame y Yuki” trata la vida de Hana luego de que, infortunadamente, su pareja muere y ella debe hacerse cargo de la pequeña Yuki y de Ame quien es tan solo un bebé.

El predicamento de Hana es simple (al menos de explicar): debe cuidar por su cuenta a dos niños, lo cual por sí mismo ya es una tarea monumental. Sin embargo, ambos chiquillos son licántropos dados los genes heredados por su padre y, debido a la edad, son incapaces de controlar estos cambios, lo cual complica labores comunes como llevarlos al médico o asistir a la escuela.

Luego de vivir unos meses con los ahorros de su pareja, Hana decide mudarse a una zona rural de Japón donde podrá vivir con más tranquilidad. Aquí es donde la mayor parte de la historia toma lugar, pues tanto Hana como sus hijos Yuki y Ame tendrán que encontrar su lugar en el mundo.

Esta película es especial pues habla del crecimiento, de la identidad y del camino de la vida. En este caso nos ofrecen entornos que distan mucho entre unos y otros. Comenzamos en Tokyo, una de las ciudades más grandes y más densamente pobladas del mundo y después nos transportamos a este pequeño pueblo donde todos se conocen y donde la comunidad procura el bien de cada individuo. Además del entorno, las interacciones de Ame y Yuki nos permite apreciar esta dualidad entre la civilización y la naturaleza. Por un lado los niños son humanos, por lo que experimentarán las relaciones con otros iguales y con las actividades cotidianas que todos nosotros conocemos; por el otro, también son lobos y están a merced de sus instintos

De principio a fin, “Los niños lobos Ame y Yuki” es una aventura, un viaje a través de la vida, con la felicidad y la tristeza que implica, con sus cambios constantes y con nuestros personajes creciendo con las circunstancias de la vida. Una vez finaliza la película, te encuentras enamorado de los protagonistas y si eres como yo, justo en el punto del llanto.

Esta obra de Mamoru Hosoda muestra una realidad de la animación japonesa, y es que, a diferencia de otras, no tiene el estigma de ser solo un medio infantil. Es debido a esto que historias como “Los niños lobo Ame y Yuki” son posibles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s