El color de Lovecraft

Lovecraft-The-Colour-Out-of-Space_05_ENG

Por Oscar Valentín Bernal

“Viene de algún sitio donde las cosas no son como aquí…”.

Antes de que “la cosa” de Campbell rompiera los hielos perpetuos de la Antártida y mucho antes de que el Alien de Ridley Scott saliera del huevo para aferrarse a la cara del primer ser humano, “el color” de Lovecraft cayó del cielo.

Publicado en el año de 1927, “The Colour Out of Space”, pasó a convertirse rápidamente en una de las narraciones cortas más icónicas del género del terror.

La historia nos ubica en un poblado cerca de Arkham, al que un ingeniero ha acudido para afinar los detalles en torno a la construcción de una presa. Sin embargo, en su viaje se topa con un misterioso erial yermo en medio del bosque, donde la vida no parece florecer. Leer más “El color de Lovecraft”

Top 12 mejores momentos de “El señor de los anillos”

Por Aledith Coulddy

“El señor de los anillos” pasó a la historia a principios de los 2000 como una de las mejores trilogías existentes en el cine. Y es que la calidad en su producción, dirección, adaptación de los libros y actuaciones la consagraron como una obra maestra digna de ser estudiada y alabada por críticos y espectadores.

La obra completa en sí es un referente esencial de lo que una producción cinematográfica debe ser y debe contar, sin embargo, he elegido algunos momentos que destacan dentro de las películas, ya sea por su relevancia en la historia, su carga dramática o porque, simplemente, le hacen al espectador tener un nudo en la garganta.

Leer más.

Lamentaciones

Por S. Bobenstein

1 de diciembre de 2019

Sé que escribir diarios en libretas es una costumbre del siglo antepasado, pero, en vista de que tengo instrucciones de no interactuar más que lo estrictamente necesario con la gente local, me pareció que esto me haría alguna clase de compañía. Veré qué tal me funciona, al fin y al cabo, tengo bastante tiempo para desperdiciar.

En la travesía hasta acá me documenté acerca de la ciudad. Utqiagvik, antes conocida como Barrow, Alaska, es la ciudad más septentrional de Estados Unidos. Ubicada en el círculo polar ártico, la población de poco menos de 4,500 habitantes, la mayoría del grupo nativo iñupiat, experimenta los fenómenos naturales propios de los polos, siendo el más famoso de la comunidad la noche polar de sesenta y seis días. Desde el 18 de noviembre al 23 de enero, la luz del sol apenas alcanza a ser percibida por pocas horas, el resto del día se vive en la oscuridad. Es mejor que consiga píldoras de vitamina D, me espera una larga noche.

Leer más.

La bellísima historia de: Los niños lobo Ame y Yuki

Por Jonathan Novak

Título original: Ame to Yuki Kodomo no Okami.
Director: Mamoru Hosoda.

Hana se ha enamorado de un chico misterioso. El joven asiste a algunas de sus clases en la universidad a pesar de no estar inscrito en ninguna carrera y, además, tiene un gran secreto. Hana se ha enamorado de un hombre lobo.

Esto por supuesto es sólo el inicio de la película. “Los niños lobo Ame y Yuki” trata la vida de Hana luego de que, infortunadamente, su pareja muere y ella debe hacerse cargo de la pequeña Yuki y de Ame quien es tan solo un bebé.

Leer más.

“Cold War”: Una historia que habla de mucho más que sólo amor

Director: Pawel Pawlikowski
Año: 2018 

La guerra y la posguerra son periodos históricos que afloran la inspiración de los creadores de historias. Ya sea de manera ficticia o biográfica, hemos conocido, a través de los ojos de los artistas, las diferentes percepciones de estas épocas. Pawlikowski no se queda atrás en su misión de contarnos su versión de lo que la guerra puede traer consigo aun después de haber terminado.

Y es que no se basa sólo en la evidente ficción que asegura las identidades en las que fueron inspirados los protagonistas de “Cold War”, sino que usa el contexto histórico para desarrollar sus peculiaridades y para justificar las decisiones que los encaminaron a cada una de sus tragedias y victorias.

Leer más.

Deus ex machina: la puñalada por la espalda de la creatividad

Por S. Bobenstein

El héroe yace tendido en el suelo, su espada rota y su armadura deshecha. Tanto él como todos sus aliados fueron derrotados por el Señor Oscuro, quien se acerca ominosamente hacia el herido blandiendo su gran hacha negra; se regodea ante su victoria inminente, el último de sus adversarios está a punto de morir por su mano, no hay nada ni nadie que pueda detenerlo. El arma del Señor Oscuro desciende con velocidad vertiginosa sobre la cabeza del héroe, él cierra los ojos en espera del golpe final… Pero, de pronto, el hacha se detiene en seco a centímetros del rostro del héroe, quien abre los ojos para ver la estupefacción del enemigo. El héroe se da cuenta de que ha desarrollado poderes telequinéticos, habilidad de la que nunca había dado indicios en toda su travesía, derivado de su deseo de sobrevivir y vencer. Con ellos, destruye hasta la última partícula del Señor Oscuro y regresa la salud a sus compañeros y a él mismo. Finalmente se logró librar al mundo de su más grande enemigo.

Leer más.

La pesadilla aérea de Richard Matheson

images (11) (1)

Por Oscar Valentín Bernal

La leyenda original de los gremlins dista enormemente de la versión cinematográfica de 1984, en la que vemos a esos pequeños seres peludos que no deben alimentarse después de la media noche ni entrar en contacto con el agua.
El mito cuenta que durante la Segunda Guerra Mundial los gremlins aterrorizaron a los pilotos aliados en el frente europeo. Aparecían a bordo de las aeronaves y manipulaban sus componentes hasta producir serias averías que muchas veces decantaban en terribles accidentes de aviación.
Hay quienes decían que estas criaturas eran aliadas de los alemanes, sin embargo, existen historias que las describen únicamente como seres traviesos que realizan sus fechorías únicamente por diversión.

Richard Matheson fue uno de los escritores más importantes de la literatura estadounidense de terror y ciencia ficción. Su trabajo ha servido de inspiración para varios escritores de nuestros tiempos, caracterizándose en algunas ocasiones por dar un giro distinto a leyendas del folclore mundial. Su obra más conocida es quizá “I Am Legend”, no obstante

Leer más “La pesadilla aérea de Richard Matheson”

Retazos filosóficos en “La última respuesta” de Isaac Asimov

Por Jonathan Novak

La última respuesta es un cuento escrito por Isaac Asimov en los años 80’s. En esta breve narración, Murray Templeton, un físico ateo, muere repentinamente y, posterior a su deceso, como si se tratara de una de esas historias de vida después de la muerte, se observa a sí mismo mientras él, en forma de “alma”, asciende a lo que, en un principio, interpreta como el cielo. Entonces, habiendo perdido toda corporeidad y todo sentido terrenal, una voz le habla. Murray inmediatamente asume que esta voz pertenece a Dios y, aunque el ser lo niega, el diálogo que mantienen implica que aquella entidad desconocida se trata de algo muy similar al Dios cristiano.

En este cuento, Isaac Asimov plasma, en base a un diálogo extenso, una duda existencial que probablemente lo aquejó en algún momento. De existir, ¿cuál es el propósito de Dios?

Leer más.

El viaje del héroe: la narrativa inmemorial

Por S. Bobenstein

Los seres humanos siempre hemos tenido la necesidad de contar historias, tenemos la necesidad de compartir ideas, de comunicar sentimientos y de ayudarnos a entender el mundo y la existencia en términos que sean digeribles para las capacidades de nuestra mente y nuestras sensibilidades. Es por eso que, desde los albores de la especie, nuestra vida rezuma leyendas, mitos, cuentos y recuentos; la transmisión de nuestras historias, de forma oral o escrita, es tan importante para nuestra supervivencia y nuestra identidad como el agua que bebemos o el aire que respiramos, pues perpetúa la sabiduría y el conocimiento adquirido durante siglos y milenios para beneficio de las nuevas generaciones.

Leer más.

La celda

Imagen: GG-arts

Por Oscar Valentín Bernal

Día 1

Los sonidos se colaban en los oídos de Johan como una amalgama de cacofonías ininterrumpidas que ascendían desde sitios desconocidos hasta su cerebro, donde los pensamientos saltaban hacia adelante y hacia atrás, en intervalos irregulares de tiempo que parecían luchar sin mucho éxito por lograr recuperar algo de coherencia sobre la realidad. Le dolía la cabeza, sentía la humedad del ambiente pegada en la piel adhiriendo a ella su ropa pestilente. No sabía cuánto llevaba en aquel sitio ni el motivo por el cual se encontraba allí. El tiempo había pasado a ser un ente deformable, en el que no se distinguían los minutos de las horas o los días. 

Leer más.