Sully Sullenberger: un héroe llevado a la pantalla grande

Por Aledith Coulddy

El 15 de enero del año 2009 el capitán Chesley Sullenberger, acompañado del copiloto Jeff Skiles despegaron del aeropuerto de LaGuardia en la ciudad de Nueva York con destino a Charlotte.

Era una típica mañana de invierno en la Gran Manzana con las condiciones, si no ideales, necesariamente adecuadas para un vuelo sin contratiempos. El cielo despejado y los pilotos experimentados no auguraban más que otro vuelo de rutina y, sin embargo, una parvada de gansos canadienses entretejía en sus alas un plan que distaba mucho de lo predicho anteriormente.

Ese día de enero, se escribió una de las hazañas aéreas más conocidos de la época moderna cuando el vuelo 1549 de la US Airways logró amerizar exitosamente a manos del entonces piloto de 57 años y su copiloto de 49 en uno de los ríos más conocidos y transitados del mundo, el Hudson.

Leer más.

La trompeta del juicio final: Filosofando con Asimov

Por Jonathan Novak

“La trompeta del juicio final” es un cuento del gran maestro de la ciencia ficción, Isaac Asimov. En este relato, sin embargo, no nos sitúa en futuros distantes sino en el desarrollo de un suceso fantástico visto a través de la óptica de un habitante, aparentemente común, del siglo XX.

La historia aborda dos tramas paralelas, la de Etheriel, un serafín joven encargado de cuidar de nosotros, los habitantes de la tierra y la de R. E. Mann un hombre que se encuentra vivo al tiempo del toque de la trompeta del juicio final y durante el día de la resurrección. El arco de Etheriel trata del serafín abogando por nuestro universo, el cual se encuentra de alguna manera detenido en un singular momento de existencia perpetua. Por su parte, R. E. Mann es el encargado de mostrarnos, por así decirlo, la reacción de los seres humanos ante esta existencia eterna pero estática.

Leer más.

El sonido de la oscuridad del cosmos: La música de Erich Zann

Por S. Bobenstein

La música es uno de los lenguajes universalmente entendidos por todos en el planeta Tierra, capaz de evocar ideas, emociones, imágenes e intenciones tanto o más como todas las otras expresiones artísticas. Podríamos dar la vuelta al globo y, en cada rincón donde habitan humanos, encontraremos desde los más rudimentarios ritmos de percusión hasta las más complejas y cautivadoras sinfonías, pasando por todos los géneros autóctonos de cada región y país, incluso de cada época y grupo sociocultural; existe música tan variada como cuantos humanos han existido y ritmo, melodía y armonía son tan parte de nosotros que podemos encontrarlos hasta en nuestro propio cuerpo, en los latidos del corazón y en la acompasada respiración.

Leer más.

El Cirujano

images (47)

Por Oscar Valentín Bernal

 

I

Michael Wuh abrió los ojos lentamente, luchando por alejar aquella bruma de inconsciencia que lo mantuvo en un mundo oscuro de irrealidad durante un lapso de tiempo imposible de determinar. La cabeza le punzaba con espasmos que nacían en las sienes y le recorrían el cráneo hasta clavarse hondo detrás de sus oídos. Miró a su alrededor sintiendo arder los febriles globos oculares y examinó la habitación bien iluminada en la que se encontraba: una pequeña camilla acolchada, sobre la cual su cuerpo flotante se encontraba tendido y cubierto con una manta que se le adhería como una segunda piel; cuatro paredes beiges totalmente lisas y de aspecto pulcro. Junto a la puerta, un sillón para dos personas, una televisión de pantalla plana que colgaba de la pared frente a él y un buró al lado izquierdo de la camilla, delante de un montón de instrumentos médicos que permanecían apagados y cuya función era por completo desconocida para Michael. 

En el ambiente flotaba ese peculiar hedor a desinfectante y alcohol que probablemente tienen todas las habitaciones de hospital en el mundo. El sitio era cálido por obra de un calefactor, ubicado en alguna parte del cuarto, fuera de su campo de visión. 

A través de la puerta, se filtraban de cuando en cuando los sonidos monótonos característicos de un hospital: pasos que sonaban a lo largo de un pasillo, los murmullos de enfermeras y el ocasional rechinido de las ruedas de algún carrito de mantenimiento.   

Michael giró un poco la cabeza, percibiendo una pesadez en los músculos, seguramente producto de algún anestésico que poco a poco iba abandonando su sistema.

“¿Donde estoy?”, se preguntó. No era capaz de recordar cómo terminó en esa habitación, se acordaba de haber salido del despacho jurídico de la Darlen Corporation en el centro de Duvhök, para luego tomar el ascensor hacia el estacionamiento subterráneo del edificio. Después de eso, nada.  Leer más “El Cirujano”

Arthur Conan Doyle y la vida eterna.

images (44)

Por Oscar Valentín Bernal

Doyle

Sir Arthur Conan Doyle fue un médico y escritor escocés, cuya obra se enfocó casi en su totalidad en la narrativa de misterio. Alcanzó el reconocimiento mundial al crear al detective más famoso en la historia de la literatura, personaje basado en un profesor forense de su escuela de medicina en Edimburgo.

Doyle trabajó como cirujano en un barco ballenero que viajó hacia el Ártico y vivió la Primera Guerra Mundial, durante la cual fue rechazado al intentar enlistarse como soldado raso.

Leer más.

El arma de Chéjov: un recurso narrativo indispensable

Por Aledith Coulddy

Anton Chéjov, nacido en Rusia, fue uno de los dramaturgos y cuentistas más prolíficos del siglo XIX. Con gran experiencia narrativa, le regaló al mundo literario obras cargadas de calidad, pero no sólo eso, sino que otorgó uno de los recursos literarios más conocidos y que, a pesar de parecer obvio, aún es motivo de tropiezos en algunos escritores.

El arma de Chéjov habla acerca de los elementos que conforman una narración ficticia en cualquiera de sus formas; en específico, nos dice que todos los elementos que han de encontrarse en una historia deben servir a un propósito, de otro modo es mejor quitarlos.

En sus palabras, Chéjov recalca lo siguiente: “Si en el primer capítulo hay un arma colgada en la pared, en el segundo o tercero debe ser disparada. De otro modo, el arma no debería estar ahí”.

Leer más.

“5cm por segundos”: Hablemos de distancia

Por Jonathan Novak

Lanzada en 2007, “5 centímetros por segundo” es uno de los primeros largometrajes de Makoto Shinkai. 

En esta colección de tres historias cortas, Makoto Shinkai hace una analogía entre la velocidad con la que caen los pétalos del árbol de cerezo y la distancia entre los individuos. En “5 centímetros por segundo”, se nos cuenta la historia de Takaki Tōno y Akari Shinohara, dos jóvenes que se conocen en la primaria y los cuales conectan de una manera especial.

La temática, sin embargo, es la distancia y con cada episodio de esta historia, el espacio entre los chicos crece.

De una duración relativamente corta, unos minutos por encima de la hora, esta película cumple con el objetivo de transmitir su mensaje, al abordar tres etapas de la vida, la primaria, la preparatoria y la vida de adultos.

Leer más.

“Eso es arte… ¿verdad?”: Avelina Lésper y el fraude del arte contemporáneo

Por S. Bobenstein

Desde la época de las cavernas, los seres humanos hemos tenido la necesidad de expresarnos artísticamente, puesto que dentro de todos existe un universo de ideas y experiencias, entremezcladas con sentimientos y emociones, que bullen y luchan por pasar al mundo real y por expandirse a otras mentes afines… o porque, simplemente, necesitan ser expresadas por el bien del alma del artista. Si revisamos la historia y evolución del arte, desde las pinturas rupestres hasta las obras generadas por medios digitales, podemos encontrar grandes ejemplos de lo que algunos alcanzaron gracias a su genialidad, obras insignia de la potencialidad humana y prueba inmutable de la riqueza mental y espiritual del artista, sin embargo, si la estética existe como rama de la filosofía es porque tenemos un gran problema: cada uno tiene su propia y muy particular definición de “arte”, de lo “hermoso”, de lo “horrible”, de lo que nos gusta y nos disgusta, de lo que nos hace reflexionar al contemplarlo o nos pone a bostezar. Y es que, finalmente, todos sabemos qué es lo que nos agrada y qué nos disgusta, todos tenemos derecho a ello, pero, parafraseando a Hume, aunque todos podamos admitir con honestidad lo que nos gusta (y no podemos equivocarnos en ello, puesto que se trata de algo meramente subjetivo) debemos tener cuidado en no confundir “me gusta” con “está bien hecho”.

Leer más.

Tetris: su travesía a través de la Guerra Fría

Por Aledith Coulddy

La Guerra Fría fue un conflicto político e ideológico que se suscitó unos años después de la Segunda Guerra Mundial hasta 1989 aproximadamente y cuyos participantes principales fueron Estados Unidos y la Unión Soviética, con sus respectivos aliados.

Lo último que podemos asociar a esta clase de eventos históricos es la creación de videojuegos, pero fue precisamente Tetris aquél que se desarrolló dentro de este contexto y que logró expandir su fama y reconocimiento a lugares más lejanos y años posteriores.

Creado en 1984 por el ruso Alexey Pajitnov, este videojuego fue nombrado como tal por una combinación de dos términos: “Tetra” que hacía referencia a los cuatro cuadrados de los que estaba compuesta cada ficha del juego y “tenis” el deporte favorito de Pajitnov. 

Leer más.

It Chapter 2: lo bueno, lo malo, lo perdonable y lo memorable.

Por Oscar Valentín Bernal

(ALERTA, ESTE ARTÍCULO CONTIENE SPOILERS DE “IT CHAPTER 2” DE ANDY MUSCHIETTI Y DE LA NOVELA “IT” DE STEPHEN KING)

El pasado jueves se estrenó la segunda parte de la adaptación cinematográfica de la novela “It” de Stephen King dirigida por Andy Muschietti y desde ese día, como ya es costumbre, la audiencia se encuentra dividida. 

Las siguientes líneas van dedicadas a revisar, “lo bueno” y “lo no tan bueno”, respecto a lo acontecido en la sala durante esas casi tres horas de película.

Debemos recordar que estamos hablando de la adaptación de una obra de gran peso en el género de la ficción moderna, es de esperarse que el trabajo para su realización sea arduo y esté pavimentado de adversidades. También es de esperarse el que no sea del agrado de toda la audiencia. Hay grupos que esperan, por una parte, la más asidua fidelidad a la obra de King y, por otra, quienes acuden a la pantalla como ante cualquier película, buscando un rato de diversión y, claro, de terror.

Sin embargo, en esta ocasión serán los primeros los más complacidos, ya que, “It Chapter 2”, al igual que su predecesora, no es una película de terror ni siquiera intenta serlo aunque, está del todo claro que tenemos presentes en ella elementos de fantasía oscura y algunas escenas grotescas. El manejo de la película va encaminado casi en su totalidad al de una aventura sombría, donde el eje de todo es la amistad y la superación de los traumas de la infancia.

Partiendo de este hecho, me dispongo a mencionar los siguientes puntos:

Leer más.