Who goes there? Hielo, monstruos y el principio de The Thing

Por Oscar Valentín Bernal

Los hielos perpetuos del continente antártico han sido una gran fuente de inspiración para un sinnúmero de obras de ciencia ficción en sus distintas facetas, debido a la enorme cantidad de misterios que encierra como una de las regiones mas inhóspitas sobre la faz de la tierra, donde la vida se ha abierto camino de las maneras mas increíbles.
Es cuna de toda clase de leyendas sobre seres de otros mundos, civilizaciones perdidas en la noche de los tiempos y criaturas que desafían a la imaginación. Por otra parte, es la sede de estaciones científicas de varios países que se dedican al estudio de su clima, su geología y su fauna, así como el papel que juega el polo sur en el equilibrio geotérmico y la estabilidad de la tierra misma.
Por las cuestiones anteriores y muchas otras más, han sido varios los escritores cautivados por estos parajes congelados en la orilla del mundo, estando entre ellos grandes figuras como H. P. Lovecraft, Julio Verne y Edgar Allan Poe.
“Who Goes There?” es una novela corta escrita por John W. Campbell y publicada en el año de 1938, la cual nos narra la historia de un grupo de

Leer más “Who goes there? Hielo, monstruos y el principio de The Thing”

Dark: la complejidad del viaje en el tiempo… y del guion

Por Aledith Coulddy

Hace apenas unos cuantos días se estrenó en Netflix la segunda temporada de “Dark”.

En el 2017 se nos había presentado esta serie como una historia de ciencia ficción moderna que destacaba, entre otras muchas cosas, por la excelente ejecución y congruencia en el desarrollo de su trama.

Para los que no conozcan esta historia, en términos generales, trata sobre viaje en el tiempo. Pero es un viaje en el tiempo que se limita a una comunidad en específico de Alemania, en donde se ha construido una planta nuclear que parece tener alta relación con los misterios que se desenvuelven en Winden, el pueblito hospedero de nuestra historia.

Leer más.

Shiki y su dilema moral

Por Jonathan Novak

-Incluye spoilers-

Shiki es un anime adaptado de la novela del mismo nombre, escrita por Fuyumi Ono en 1998. La historia nos coloca en Sotoba, un pequeño pueblo Japonés donde la vida transcurre tranquila y, como suele suceder en este tipo asentamientos, todo el mundo se conoce. Esta situación cambia cuando llega al pueblo una familia que se muda a una mansión a las afueras de Sotoba. A partir de este acontecimiento, una serie de muertes, aparentemente naturales, pone en alerta al pueblo, sin embargo, el médico Toshio Ozaki atribuye los fallecimientos a una extraña epidemia causada por la picadura de algún insecto.

La realidad, sin embargo, resulta ser más intrigante que una simple enfermedad. Contrario a sus primeras suposiciones, el doctor Toshio descubre con ayuda del joven Natsuno Yuuki, que los responsables de las muertes son los «shiki» muertos vivientes, que dadas sus características y, para facilitar la lectura de este análisis, llamaremos «vampiros».

Leer más.

El caso de Haven Lake

Por S. Bobenstein

PRÓLOGO

MONSTRUO DE HAVEN LAKE ATACA DE NUEVO

Semejante encabezado podría haber estado en la primera plana de cualquier tabloide vulgar, pero en el Boston Globe sólo coronaba una pequeña columna en la página nueve. La mirada de Howard se paseó por la redacción atrapando palabras al azar en una lectura rápida, a primera vista le parecía que aquello se trataba de una de esas historias de horror que tanto gustaba a la gente contar durante los campamentos alrededor de las fogatas: “me contó mi abuelo que un monstruo viene por las noches a matar al ganado”, “una noche el viejo O’Connell vio al monstruo rondar por su casa”. Se disponía a cambiar la página cuando una voz rasposa lo llamó:

—¡Callahan!

Howard levantó su mirada inmediatamente y dejó sobre su escritorio el periódico. Al fondo de la sala, en el umbral de la oficina principal, el jefe, un hombre de mediana edad, lo miraba fijamente con su habitual expresión de pocos amigos.

Leer más.

Rebelión en la granja: una fábula de la Rusia de Stalin

Por S. Bobenstein

En la época contemporánea, es innegable que Rusia ha sido un personaje clave en el escenario de la geopolítica de nuestro planeta. La revolución liderada por Lenin a principios del siglo XX fue la que inició la chispa que convertiría la Rusia zarista en una de las más grandes potencias mundiales, todo basado en las ideas de Marx acerca de una sociedad igualitaria en la que los medios de producción pertenecieran a los trabajadores y cuya labor debía rendir frutos y beneficios para la propia comunidad trabajadora y no para satisfacer las necesidades de la clase privilegiada.

Leer más.

¿En qué se parecen Severus Snape, Darth Vader y Jaime Lannister? La dualidad del antagonista

Por Aledith Coulddy

–Contiene SPOILERS–

En la historia de la ficción nos encontramos con distintos arquetipos de personajes. Están los héroes, los villanos, los antagonistas, el compañero del protagonista, la figura paterna y materna, entre otros.

Cada uno de estos prototipos cumplen una función narrativa y ayudan al desenvolvimiento de la historia, ya sea para agregar complicaciones a la trama o para desarrollar puntos cruciales para el propósito de lo que desee contar el autor.

Entre uno de los personajes principales que podemos observar en muchas de las historias clásicas y modernas es el del antagonista en redención.

Leer más.

La extracción

Ilustración por Jeremy Fenske

Por Oscar Valentín Bernal

1

Yo tenía cinco años cuando llegaron a nuestro mundo, surgidos de la oscuridad de la nada. Nadie sabe quiénes son, ni qué método utilizaron para venir hasta aquí. Los estudiosos del universo no detectaron nada inusual acercándose a nuestro planeta ni ninguna clase de señal hasta el día en que ya estaban sobre nosotros. Fue como si simplemente hubiesen abierto una puerta y cruzado desde alguna otra parte, un sitio tan lejano que nosotros ni siquiera éramos conscientes de su existencia.
Unas gigantescas estructuras de forma piramidal compuestas de un material similar al diamante, con varios cientos de kilómetros de extensión, se materializaron de pronto por todo el mundo, sepultando bosques, montañas, campos y ciudades. Se dice que los gobiernos del mundo intentaron reaccionar, pero fue inútil, pues en el preciso momento en el que ellos aparecieron, liberaron una especie de pulso que dejó inutilizados todos los aparatos eléctricos sobre la faz de la tierra. En un instante todos los aviones que se encontraban en el cielo se vinieron abajo sin control, las computadoras y teléfonos quedaron reducidos a pedazos de plástico inservibles. Todas las vías de comunicación, radares y vehículos que requerían de componentes electrónicos vitales para su funcionamiento, no volvieron a servir jamás.

Leer más.

¿Cuál es el rostro del miedo? It, una novela de Stephen King

Por Oscar Valentín Bernal

Para la etología, el miedo es un instinto primario de supervivencia, inherente a los seres vivos desde la existencia misma de la predación. De este modo, la gacela escapa del león porque sabe que puede matarla; se trata de un comportamiento aprendido mediante la observación directa de los padres, pero a la vez es algo que está programado en el código genético de todas las especies.
Sin embargo, cuando nos adentramos en el apasionante e incierto campo de la psicología humana, podemos observar que el miedo no se limita únicamente a la autopreservación física del individuo sino que ha evolucionado junto a la mente humana, hasta el punto que podemos tener miedo de situaciones, sensaciones, lugares y cosas que no tienen por qué significar necesariamente nuestra destrucción de manera literal, pero pueden suponer repercusiones negativas desde nuestro punto de vista.
“It” es una de las novelas más representativas de Stephen King, en la cual el concepto del miedo juega un papel importante y es explorado desde diversas perspectivas. No obstante, este no es el único tema de la psique humana que aborda la novela, la cual ha sido clasificada dentro del género de terror gótico.
Contrario a lo que puede pensar gran parte de la audiencia de la miniserie, la novela de King no es una simple historia de terror sino una sobre la fuerte amistad de unos niños que terminará por hacerte sentir parte de su grupo; sufrirás cuando ellos sufren, temerás por sus vidas en cada encuentro que tienen con esa cosa que no es un payaso, porque verás a esos pequeños personajes de papel y tinta como a verdaderos amigos.

Leer más.

Bioshock: Lee esta reseña, ¿quieres?

Por Jonathan Novak

Ken Levine, es un genio. Puede que su nombre no figure en los créditos de muchos videojuegos, sin embargo tiene en su haber títulos de gran éxito que se enfocan, usualmente, en una buena jugabilidad con una excelente trama. Juegos que sin conocer la historia estarían por encima del promedio, pero entrando en sus mundos, se vuelven obras maestras. Este es el caso de Bioshock, primera entrega de una serie de videojuegos de ciencia ficción. El año es 1960, Jack, nuestro protagonista, se encuentra en un avión sobre el atlántico cuando ocurre un accidente. El avión se desploma dejando sólo a Jack con vida, afortunadamente nuestro protagonista se encuentra extrañamente cerca de un faro.

Leer más.

La avenida del chico en traje

Por Aledith Coulddy

Gonzalo murió un 18 de octubre. Al salir de una reunión de trabajo importante, cruzó la calle, aparentemente desierta, para fumarse un cigarrillo en el parque de enfrente al edificio donde laboraba. Un conductor ebrio lo arrastró por más de diez metros antes de aplastarle el cráneo. La muerte fue instantánea; su noción de que estaba muerto, no.

Pasaron meses antes de realmente darse cuenta en lo que se había convertido. Un anonimato obligado se le había impuesto. Nadie lo escuchaba, nadie atendía a sus súplicas, ni una persona lo miraba. Nadie. Hasta el día en que presenció otro accidente parecido al que había acabado con su vida. Un niño pequeño pereció en el suceso. Con asombro, miró cómo el alma del menor se desprendía del cuerpo. No lucía confundido, era un fantasma que sabía su propósito. El niño miró a Gonzalo y le hizo una seña de que lo siguiera, pero él se quedó inmóvil. El niño levantó los hombros y caminó hacia la inmensidad de ese atardecer otoñal hasta que Gonzalo lo perdió de vista.

Leer más.