Pokémon: Detective Pikachu

Regresando al mundo Pokémon

Por Jonathan Novak

Aún recuerdo el día que emitieron por primera vez la serie de Pokémon. En aquellos entonces, aunque ya dedicaba una buena cantidad de horas a los videojuegos, desconocía en absoluto la existencia del juego de RPG, creado para la GameBoy. Sin embargo, los comerciales de una nueva serie de anime que se transmitiría por televisión abierta no me pasaron por alto. Yo tendría seis o siete años el día del estreno, mi hermano y yo, salimos a jugar con los amigos de la cuadra, no sin antes pedirle a nuestra madre que nos hablara a la hora del nuevo programa. Así lo hizo, la tarde ya estaba entrada y no faltaba mucho para que anocheciera, mi hermano y yo nos dirigimos a nuestro cuarto y encendimos el televisor. Por un breve momento escuchamos la canción del inicio y, la voz de un narrador, nos inició en el mundo Pokémon.

Leer más.

Una mirada al mundo de Battle Angel Alita

Por Jonathan Novak

Battle Angel Alita, manga creado por Yukito Kishiro entre los años 1991 y 1995, es una obra de ciencia ficción que relata las aventuras de Alita (o Gally, como se le llamaría antes de la traducción occidental), una chica Cyborg, dulce y con un alto grado de moralidad, la cual es encontrada en el “basurero” por el doctor Daisuke Ido. Luego de una lenta reconstrucción, Ido toma una posición paternal con Alita, quien a pesar de su inocencia, y llevada por el deseo de saber quién fue antes de acabar en el basurero, deberá buscar, a través de la ciudad de la chatarra, pistas que le ayuden a recuperar aquello que ha perdido.

Leer más.

Violencia

Por Jonathan Novak

Y antes de que la última pieza de compuerta metálica cayera por completo, el chillido agudo, como de cerdos siendo sacrificados, se intensificó. Tan pronto la placa metálica de diez centímetros de espesor cayó hacia el lado opuesto de donde nos encontrábamos, fuimos capaces de verlos. Seres de pieles negruzcas corrieron presurosos hasta el extremo opuesto de la sala a la que habíamos accedido. Con cuatro extremidades inferiores y dos más superiores, los seres corrían horrorizados.

Leer más.

El suicidio de los departamentos de la calle doce

Por Jonathan Novak

Adam Stoney solía ser el nombre del cadáver frente a la Policía Investigador Charlene Northcote. La habían llamado a las 15:30 tres días atrás. «Hombre caucásico, cuarenta y seis años, presunto suicidio por precipitación desde un edificio de departamentos en la calle doce».
La llamada había venido directamente de su jefe, quien hizo hincapié en la palabra «presunto». Y es que para ese momento, Charlene era el tercer investigador solicitado en la escena, los otros dos habían entregado informes completos, sin embargo, en voz de los mismos, el caso tenía demasiados detalles.

Leer más.

Precipitación

Por Jonathan Novak

Nana mira desesperada la espalda de la dama sentada en la ladera de cristal del edificio. Su cuerpo que se encontraba cayendo desde el piso cuarenta y dos, se detuvo súbitamente a pocos instantes de haber dado el salto.

—No entiendo, eres una niña muy linda. —La delgada dama reposada sobre una fina silla de caoba con tapicería de color carmín, mece la pierna derecha cruzada sobre la izquierda de manera nerviosa. Nana logra ver que su acompañante tiene un delgado cigarrillo a medio fumar entre el dedo índice y el corazón—. Con diecisiete años y de esta manera señorita… —continuó la dama—. ¿No pudiste haber elegido algo menos… agresivo?

Leer más.

C27

Por Jonathan Novak

—No vale la pena, Steve, no volverá a andar. —El androide de modelo C27 intentaba mantener enfocados los sensores oculares, sin embargo sólo uno permanecía acoplado a los servomotores faciales, el otro se encontraba unido a su unidad central solo por un cable plano.

Steve había obtenido el modelo C27, que ahora intentaba reparar, en una venta de garaje a las afueras de la ciudad. C27 se encontraba en malas condiciones aun entonces, para ese momento había sobrepasado las 76,000 horas de funcionamiento y su dueño original había conseguido un modelo más reciente.

“Serás una maravilla”, le había dicho Steve ni bien llegaron al taller. Con unas semanas de trabajo, C27 había recobrado gran parte de sus capacidades originales, Steve había cambiado juntos pistones y fluidos. La fuente de poder que residía donde un hombre tendría el estómago, había sido intercambiada de la tradicional de calcio a una de ácido plomo con el objetivo de darle más potencia a sus movimientos.

Leer más.

Ero Den

Por Jonathan Novak

Era poco común ver un rostro desconocido en Ero y aunque los años y la distancia había hecho ariscos a sus habitantes, en Ero jamás se negaba ayuda a algún extraño.

Charles Gezur arribó al final del invierno, a bordo de un autobús cuya oxidada estructura había visto tiempos mejores. Su rostro marcado con arrugas mostraba un semblante prematuramente envejecido.

Leer más.

Así hoy y el año que viene

Por Jonathan Novak

Dos de la tarde, jueves 24 de diciembre, en la oficina hicimos una pausa para llevar a cabo la ceremonial comida de navidad e intercambio de regalos. Doscientos pesos mínimo dijo Lupita, la secre del jefe, quien poco importa en el trajín del día a día; y es que la verdad, si no estuviera tan buena no tendría trabajo. Pero no importa, todos aceptamos con aparente gusto la propuesta, porque no hay nada mejor para levantar el compañerismo que invertir doscientos pesos. Sí, doscientos pesos porque ese es el mínimo y nadie va a gastar más. Por eso, todos con regalo en mano, llegamos al comedor burdamente decorado por Lupita, su otra habilidad. Todos entramos al cuartucho con sonrisas en el rostro, no por el intercambio o la comida, sino porque al terminar tenemos permiso para ir a casa temprano.
Los grupitos se forman, esos grupitos salidos de la secundaria. Los vulgares por un lado, soltando carcajadas estridentes. Por otro los jefes, tomando coca cola en copa de vino borgoña, como si aquello fuera una cena de gala; ahí al ladito de los jefes están el Omar, el Andrés, y la Socorro, el trío de monigotes, expertos en lamer botas y en reír de chistes malos. Allá en el fondo, las secres, admirando a Lupita por su finísimo gusto en la decoración. De momento, la única sentada es doña Silvita, la más trabajadora, la que le ha dado la vida a la empresa y probablemente recibirá un «gracias» en unos meses cuando se jubile. Leer más “Así hoy y el año que viene”

Singularidad

business-computer-contemporary-669996

Por Jonathan Novak

“Sólo hace falta un año estudiando inteligencia artificial para empezar a creer en Dios”.
Alan Perlis

—Sobresaliente. —Karaz se encontraba frente a ella mientras revisaba las desordenadas notas que Ada había acumulado con los años. Ella, por su parte, descubría al escuchar el cumplido, que el sentimiento que aparecía siempre que alguien alababa su último trabajo no era orgullo personal, sino que éste debía ser el mismo que el de un padre al ver a su hijo anotar un tanto en algún deporte. Umelí ya no era suya, y le entristecía saber que no todos comprendían aquel hecho.

Leer más “Singularidad”

El negocio de los Vrah

Por Jonathan Novak

«Nuestro negocio no es menos artístico que la danza o la música, pero, al igual que a las putas de burdel, al hombre le cuesta apreciar la belleza cuando ésta le recuerda que después de todo, aún es un animal».

-Robert Ernest Walter-

A Robert Ernest Walter, nuestro líder, le gusta describir a los Vrah como un mal necesario. Por un lado, a nosotros los desafortunados huérfanos de las grandes urbes del mundo, nos provee de un oficio, hogar, comida, y de algo muy parecido a una familia. Por el otro, los Vrah nos encargamos de deshacernos de los indeseables de la sociedad. Esto significa matar por igual al hombre con millones en algún paraíso fiscal, como matar al hombre cuyo único pecado es darle una mala imagen a la ciudad.

Leer más “El negocio de los Vrah”