Reseña: Una voz silenciosa

Por Jonathan Novak

Koe no Katachi (聲の形), conocida en latinoamérica como “Una voz silenciosa”, es una película de animación japonesa del año 2016 dirigida por Naoko Yamada con el guión de Reiko Yoshida, basado en el manga del mismo nombre escrito por Yoshitoki Ouima. Este largometraje nos narra la historia de Shoya Ishida, quien al inicio de la película se encuentra decidido a quitarse la vida, pero se retracta en el último momento. Luego de mostrarnos a un chico observando más allá de la barrera de un puente, la película da un paso atrás con la intención de mostrarnos cómo es que llegamos hasta ese momento.

Rápidamente el tono cambia de uno serio por otro infantil. Nos encontramos en la niñez de Shoya, unas escenas nos muestran la feliz vida del chico, disfrutando con sus amigos, pasando de la escuela a la aventura y de la aventura a su hogar donde se muestra jugando videojuegos. Shoya, en este sentido, se muestra como cualquier otro joven de su edad, quizás menos responsable que la media, pero no al grado de pensar mal del pobre muchacho; sin embargo, la llegada de una nueva compañera, Shouko Nishimiya, cambia la mecánica de su vida, pero, ¿como está recién llegada puede alterar a Shoya? Lo cierto es que no lo hace ella directamente, Shouko es sorda y su condición obliga a sus compañeros a enfrentar esta desconocida situación.

Leer más.