Hellgate: London ¿fue de verdad tan malo?

Por Jonathan Novak

Lanzado en el, ya algo distante, 2007, “Hellgate: London” fue un juego con una propuesta interesante pero cuya recepción fue, cuando mucho, regular. Con críticas a su gameplay repetitivo y al mal manejo del multijugador, este juego pasaría al olvido como muchos otros.

Para mí, “Hellgate: London” fue uno de esos videojuegos cuyo tráiler hizo todo el trabajo de venta y aunque la cinemática mostrada no dejaba ver la modalidad de juego, sí permitía acercarnos un poco a la historia detrás de este juego. 

En el aspecto narrativo, “Hellgate: London” no decepciona. Situado en un mundo postapocalíptico donde demonios, no muertos y muchas otras bestias monstruosas caminan por la tierra libremente, deberemos encontrar la manera de recuperar nuestro mundo de estos seres. La premisa puede sonar sencilla, pero el desarrollo es de hecho muy bueno y posee un ritmo constante que te mantiene interesado durante toda la partida.

En cuanto al gameplay, “Hellgate: London” enfrenta una de sus mayores críticas. Como se mencionó en el primer párrafo, muchas personas lo tacharon de repetitivo, algo que no puedo negar, sin embargo aquí es donde recae lo realmente importante de este pequeño artículo. Verán, “Hellgate: London” tiene un problema de identidad, (problema de identidad que podemos observar en otros juegos como por ejemplo: “Borderlands”), a primera vista puede parecer muchas cosas y en ejecución es simplemente algo distinto.

Hoy en día, esto de ver una mezcla de géneros no es algo extraño, pues bien, “Hellgate: London” es en parte un shooter en primera y tercera persona (esto ya suena extraño), también es un RPG de acción en tiempo real y tiene incluso algunos elementos de dungeon crawler. La forma de mezclar estos elementos fue, nuevamente, buena, pero ¿cómo puedo decir esto si es precisamente el gameplay la parte criticada de éste título? La respuesta es sencilla, lo novedoso de Hellgate fue de hecho su perdición.

El primer aspecto que salta a la vista cuando ves un gameplay de “Hellgate: London” es la acción en primera o tercera persona, en este aspecto, la publicidad de hecho actuó en contra del juego. ¿Por qué? Porque, en 2007, una mezcla como la de esta obra no era tan común, es decir, la primera impresión dada por los trailers era la de un juego de acción, algo que Hellgate, en realidad no es. No me malinterpreten, el título tiene su dosis de adrenalina, pero funciona más en el sentido de un RPG, es decir, la acción es mucho menos frenética que la encontrada en un “Call of Duty” o en un “Battlefield”, personas que se vieron atraídas por este aspecto, era obvio que quedarían decepcionadas.

Repetitivo es una palabra que describe perfectamente al género RPG. A quienes nos gustan estos juegos, soportamos las interminables batallas con enemigos que cambian relativamente poco, e incluso algunas veces lo disfrutamos, esto no nos afecta, pero, nuevamente, mucha gente se dejó llevar por una primera impresión equivocada y, cuando la fusión del RPG y el “dungeon crawler” llegaron, la perfecta fórmula para el desprecio de algunos surgió. 

Para quienes no estén familiarizados, los juegos de tipo “dungeon crawler” son títulos enfocados en la exploración de “calabozos”. Desde hace ya algo de tiempo, podemos encontrar juegos de este tipo que utilizan técnicas de generación procedimental (generado por la computadora con base en una serie de reglas preestablecidas), éste es el caso de “Hellgate: London”, sus zonas a explorar son de hecho siempre diferentes, creadas a partir de una serie de cuartos prediseñados que se combinan para ofrecer al usuario un sinnúmero de posibles áreas que visitar. Esto de entrada suena bien, pero dada la naturaleza de estos juegos, es natural que los “assets” o elementos del juego, ya sean cuartos, objetos o incluso áreas completas, se repitan. Esto significa que si bien las zonas pueden estar dispuestas de manera distinta, éstas tienden a lucir muy similares. Desde el punto de vista de quien gusta de una aventura más lineal, esto puede sentirse como dar vueltas en el mismo lugar y por ende, repetitivo.

Es obvio que “Hellgate: London” no es un juego perfecto, ni tampoco un título que todos disfrutarían, es una pieza interesante que vale la pena probar, si sabes que los aspectos que he mencionado no serán un problema para ti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s