El faro

Image-516

Por Oscar Valentín Bernal

Aquella noche, el faro de Nomad, estaba rodeado por una espesa capa de niebla.
Abigail encendió la linterna giratoria temprano debido a la poca visibilidad, para alertar a los barcos que pasaran cerca de la pequeña península. Tenía apenas tres meses como operadora del faro y su relevo, Christian, le había contado de diversas ocasiones en que los navíos chocaron contra las rocas del peñasco. El accidente más grave fue el del yate de una empresaria Canadiense, cuyo barco se fue a pique en el arrecife. Leer más “El faro”

Media cara

adorable-animal-animal-photography-208906

Por Jonathan Novak

Ya hacía un mes del inicio del invierno, los vientos gélidos azotaban la ciudad, las calles se encontraban bajo un silencio impuesto por gruesas bufandas y pesados abrigos, todos se preocupan de sus propios asuntos. Para Ellen aquello, aunque monótono, le parecía ideal. Nada la sacaba más de su zona de confort que atender a algún desconocido debido a simples nimiedades ajenas a ella. Por esta razón despreciaba tanto a la señora Lamb; la anciana ya retirada, era amante de regalar problemas a los habitantes de los departamentos del 1443 en North Prospect Avenue. Su última gracia había sido sacar a Nápoles, el gato de Lamb, a la escalera de incendios con el pretexto de ser «alérgica», una alergia claro, que todos en el edificio aceptaron desconocer.

Leer más “Media cara”

El Cataclista

Cataclista imagen

Por S. Bobenstein

—¡Maestro!, ¡maestro!, ¡despierte! —gritó el aprendiz, entre accesos de tos.

El muchacho movía a su mentor, quien se encontraba tirado en el suelo, inconsciente. Alrededor de ellos había libros y artefactos regados por el suelo, unos rotos, otros íntegros, todos ausentes de sus repisas y libreros. Una espesa niebla con tenue brillo rojizo se esparcía por la sala y dificultaba ver incluso la mano delante de la cara.

Leer más “El Cataclista”

El vuelo de Fokker

 

IMG_20180716_182856

Por Oscar Valentín Bernal

“No puede ser real, no puedes estar aquí, no tiene sentido
que estés aquí, además, me niego a creer que estés aquí…”
—Doctor Emmet Brown—

 

I

«Cathay 603 Pesado, autorizado despegar en la pista 09, en el aire contacte terminal de radar 120 decimal 7, buen viaje».

Les indicó la controladora de la torre del Aeropuerto Internacional de Tokio, por la frecuencia de radio.

—Autorizado a despegar en la pista 09 y en el aire contactaremos con radar en 120.7, Cathay 603 Pesado, buenas tardes —contestó Hoji Fujita, el copiloto del Boeing 747 de Cathay Pacific Cargo.

Leer más “El vuelo de Fokker”

Lady​ ​Macbeth

old-woman-reading.jpg!Large.jpg

Por Aledith Coulddy

Cuando llegué a Delaney, la ola de suicidios llevaba ya seis meses arrasando el pueblo. No era poco común que la gente se quitara la vida, pero cuando ocurrían más de cincuenta casos en menos de medio año, las alertas se encendían.

Mi superior me encomendó la tarea de resolver aquella contingencia de muertes, o al menos darles algún sentido.
En la pequeña ciudad comenzaron a sospechar cuando, por un breve periodo de dos semanas, las cuatro personas que se colgaron habían escrito cartas dirigidas a una tal Lady Macbeth. En estos párrafos se le describía como una mujer añosa de pelo rizado cubierto por un velo plateado de fina tela. En algunas líneas, se hacía mención de una voz tan dulce como el aroma de la brisa matinal de Delaney, encantadora a los sentidos, pero llena de una violenta autoridad.

Leer más “Lady​ ​Macbeth”

Ya nos toca

2017-11-15 Ya nos toca

Por Jonathan Novak

El abuelo Samuel siempre me acaricia la cabeza cuando voy a verlo, yo me siento a su lado y le platico cómo he jugado en el día; le cuento que me escondí de la señora grandota, y ella como siempre, enojada que porque no debería estar ahí.

El abuelo me pregunta «¿por qué has venido?», yo le digo que voy a verlo, y con sus ojitos cerrados sonríe.

Aquí todos llevamos las mismas ropas, a mí me gusta, aunque es raro ver al abuelo Samuel con su vestidote azul; el otro día le pregunté por qué usábamos esas ropas y él me dijo que eran para estar más cómodos. Yo le creo, a mí me gusta mi vestidito, es cómodo y rosa, y tiene muchos dibujitos de Minnie Mouse por todos lados.

Leer más “Ya nos toca”

Érebo

Érebo imagen 2.jpg

Por S. Bobenstein 

Yo vi al Diablo, ese antiguo adversario. No me refiero al hombre rojo con cuernos y patas de cabra, no me refiero a Satanás, Iblis, Angra Mainyu ni Apofis. Hablo de aquello que repta y se escurre por los confines ocultos de la Creación, constantemente acechando, amenazando a cada paso que damos, aquello que nos paraliza y nos llena de asombro y temor cuando lo encontramos. La amígdala del sistema nervioso nos advierte sobre eso, pero el espíritu vacila ante su presencia. Yo me encontré con el Diablo y lo descubrí en el metro de Londres.

Leer más “Érebo”

Kukulkalli

 

Por Oscar Valentín Bernal

“Solicitamos su ayuda para localizar a Jorge Esteban Martínez Mendoza, de catorce años. Fue visto por última vez saliendo de su salón de clases, en la escuela secundaria técnica número 4.”

Eran las primeras palabras del cartel que estaba pegado precariamente con cinta adhesiva a una banca del parque. Debajo, estaba la foto a color de un niño, el cual parecía demasiado grande para tener catorce. Cabello peinado hacia atrás y una sonrisa burlona en la cara llena de pecas. Bajo la foto, el anuncio continuaba:

“Vestía el uniforme de la secundaria. Cualquier información sobre su paradero, favor de contactar al 3314139579.”

Leer más “Kukulkalli”

La ducha más larga

WhatsApp Image 2018-06-18 at 9.26.29 PM.jpeg

Por Aledith Coulddy

 

Regresaron a casa de la reunión, pasadas las dos de la mañana. Ella se encontraba exhausta, excusó su cansancio y fue directo a lavarse la cara y vestirse las pijamas. Se echó en la cama; la lluvia afuera le cantaba una canción de cuna.

Él le dijo que iría a ducharse, así que ella trató de aguardar su regreso, mirando acostada el teléfono móvil. La melodía arreciaba, pequeños tambores de hielo golpeteaban la ventana.

Leer más “La ducha más larga”