El lado oscuro de la ficción: un vistazo a los villanos

Por Aledith Coulddy

Hace algunos días surgió la noticia de que James Bond tendría un nuevo villano: Rami Malek interpretará al antagonista del espía inglés en la próxima cinta de la saga.

Una de las supuestas condiciones que ha establecido el actor para aceptar el papel fue que su personaje no estuviera motivado ni por razones religiosas ni ideológicas. Y es que quizá dentro de los villanos de esta serie de películas pudieran manifestarse de forma repetitiva este tipo de conductas, pero es que, ¿realmente existe una clase de villano que no hayamos visto antes en la historia de la ficción? A continuación echaremos un vistazo a los prototipos clásicos de este tipo de personajes.

Leer más.

¿Cómo es una buena película de terror?

Por S. Bobenstein

Uno de los sentimientos primordiales y primitivos de los seres humanos, responsable en muchas ocasiones de nuestra supervivencia y, en otras tantas, de acontecimientos terribles, es el miedo. A lo largo de la historia de la humanidad y del desarrollo de todas nuestras diversas culturas, la causa del miedo ha variado enormemente, pero todos, absolutamente todos los seres humanos, hemos experimentado temor: esa sensación de algo acechándonos, la “certeza” que sentimos en el estómago de que algo no está bien, el deseo imperioso de salir corriendo de un lugar por ser “amenazante”, la repulsión cuando vemos algo o a alguien que “sabemos” es malo, el corazón latiendo rápidamente, la respiración haciéndose corta y apresurada, el sudor frío recorriendo nuestra frente, el pecho siendo presionado por tenazas, el temblor involuntario de los músculos, el deseo de gritar… El miedo ha sido parte de nosotros desde el principio de nuestra existencia y sólo desaparecerá cuando hayamos muerto (posiblemente).

Leer más.

Las cúpulas de Hkakabo Razi

Por Jonathan Novak

Desde un inicio me pareció un hallazgo notable. Cuando se nos informó de las ruinas que habían encontrado, esperaba toparme con una construcción simple y unas cuantas vasijas. Debo decir que me alegró enormemente haberme equivocado.

La zona comprendía siete edificaciones con forma de cúpula, seis de las cuales se encontraban alrededor de una, que dada su posición y tamaño, se entendía como la principal.

Las siete cúpulas habían sido encontradas en Hkakabo Razi, una montaña al norte de Birmania, cerca de la frontera con China. La casi constante nieve de las montañas ocultó su existencia durante siglos, hasta que un grupo de montañistas, uno de los pocos que ha podido visitar la zona en las últimas décadas, se topó con las antinaturales formaciones.

Leer más.

El caso de Haven Lake

Por S. Bobenstein

PRÓLOGO

MONSTRUO DE HAVEN LAKE ATACA DE NUEVO

Semejante encabezado podría haber estado en la primera plana de cualquier tabloide vulgar, pero en el Boston Globe sólo coronaba una pequeña columna en la página nueve. La mirada de Howard se paseó por la redacción atrapando palabras al azar en una lectura rápida, a primera vista le parecía que aquello se trataba de una de esas historias de horror que tanto gustaba a la gente contar durante los campamentos alrededor de las fogatas: “me contó mi abuelo que un monstruo viene por las noches a matar al ganado”, “una noche el viejo O’Connell vio al monstruo rondar por su casa”. Se disponía a cambiar la página cuando una voz rasposa lo llamó:

—¡Callahan!

Howard levantó su mirada inmediatamente y dejó sobre su escritorio el periódico. Al fondo de la sala, en el umbral de la oficina principal, el jefe, un hombre de mediana edad, lo miraba fijamente con su habitual expresión de pocos amigos.

Leer más.

Rebelión en la granja: una fábula de la Rusia de Stalin

Por S. Bobenstein

En la época contemporánea, es innegable que Rusia ha sido un personaje clave en el escenario de la geopolítica de nuestro planeta. La revolución liderada por Lenin a principios del siglo XX fue la que inició la chispa que convertiría la Rusia zarista en una de las más grandes potencias mundiales, todo basado en las ideas de Marx acerca de una sociedad igualitaria en la que los medios de producción pertenecieran a los trabajadores y cuya labor debía rendir frutos y beneficios para la propia comunidad trabajadora y no para satisfacer las necesidades de la clase privilegiada.

Leer más.

¿En qué se parecen Severus Snape, Darth Vader y Jaime Lannister? La dualidad del antagonista

Por Aledith Coulddy

–Contiene SPOILERS–

En la historia de la ficción nos encontramos con distintos arquetipos de personajes. Están los héroes, los villanos, los antagonistas, el compañero del protagonista, la figura paterna y materna, entre otros.

Cada uno de estos prototipos cumplen una función narrativa y ayudan al desenvolvimiento de la historia, ya sea para agregar complicaciones a la trama o para desarrollar puntos cruciales para el propósito de lo que desee contar el autor.

Entre uno de los personajes principales que podemos observar en muchas de las historias clásicas y modernas es el del antagonista en redención.

Leer más.

Bioshock: Lee esta reseña, ¿quieres?

Por Jonathan Novak

Ken Levine, es un genio. Puede que su nombre no figure en los créditos de muchos videojuegos, sin embargo tiene en su haber títulos de gran éxito que se enfocan, usualmente, en una buena jugabilidad con una excelente trama. Juegos que sin conocer la historia estarían por encima del promedio, pero entrando en sus mundos, se vuelven obras maestras. Este es el caso de Bioshock, primera entrega de una serie de videojuegos de ciencia ficción. El año es 1960, Jack, nuestro protagonista, se encuentra en un avión sobre el atlántico cuando ocurre un accidente. El avión se desploma dejando sólo a Jack con vida, afortunadamente nuestro protagonista se encuentra extrañamente cerca de un faro.

Leer más.

Brightburn: cuando el poder no está de nuestra parte

Por S. Bobenstein

Todos conocemos la historia de Superman: un extraterrestre con aspecto humano, casi omnipotente, que, por azares del destino, se estrelló en la Tierra siendo sólo un bebé y fue criado por una pareja de granjeros, quienes le inculcaron valores y creencias que en la adultez lo convencieron de pelear por la verdad y la justicia. Desde que el personaje fue introducido en 1938, ha sido adaptado en diferentes historias publicadas en cómics, series de televisión, películas, videojuegos, entre muchos otros formatos, y es considerado el arquetipo y la quintaesencia del superhéroe. De acuerdo con las diferentes historias de Superman, hemos tenido la suerte de que él sea un defensor de la humanidad ante sus amenazas más grandes, incluso en las que él mismo es la amenaza, siempre hay algún otro héroe o heroína que sirva de contrapeso, pero, ¿qué pasaría si Superman llegara a la Tierra para dominarnos a todos… y no hubiera nadie para detenerlo?

Leer más.

¿Qué sucedió la noche en que cayeron los héroes? Wolverine Old Man Logan

Por Oscar Valentín Bernal

Primero, es importante señalar el hecho de que el arco de esta historia es totalmente diferente al de la película “Logan”, interpretada por Hugh Jackman.
Siendo el comic obra de Mark Millar y Steve McNiven, autor y dibujante de Civil War respectivamente, la obra cuenta con un marcado toque western, que recuerda especialmente a “Unforgiven” de Clint Eastwood, donde claramente ha encontrado cierta inspiración.
Cincuenta años han pasado desde la caída de todos los superhéroes a manos de los villanos, quienes han tomado el control de Estados Unidos, dividiendo el país en reinos donde gobiernan los mas fuertes.
Durante el desarrollo de la trama podemos apreciar que es precisamente la fuerza la ley máxima de este nuevo mundo y que algo tan natural como envejecer, significa la debilidad y por lo tanto la muerte.

Leer más.

Veintisiete cuentas

Por Jonathan Novak

Veintisiete, veintisiete cuentas poblaban la pulsera el día en que un viejo la ató, dando tan solo un par de giros al brazo infantil del bebé que aún se encontraba adormilado por su propio nacimiento, el cual había tenido lugar tan sólo unos días atrás.

—¿Tan pocas? —Había deseado indagar la madre al ver como se retorcía de a poco su niño al portar la apretada pulsera. Sin embargo, el viejo del templo, con surcos irregulares en lugar de cara,  sólo le había mostrado una mueca haciéndole ver lo inapropiado de su pregunta.

—Sólo veintisiete —repitió el padre al contar las cuentas, una vez había perdido el rastro del número de veces que las había contado.

Luego de soltar un suspiro, observó su propia pulsera, en ella había un número indeterminado de cuentas, no eran por supuesto tantas como habían sido el día que él había recibido su pulsera en ese mismo templo, pero aún eran las suficientes como para evitar contarlas compulsivamente y aún eran suficientes como para doblar el número que colgaba del tierno brazo de su hijo. Aquella idea le produjo un escalofrío, pues sus cuentas siempre serían más que las del infante.

Leer más.