El bloqueo

IMG_Curly_Hair_20181202_190316_processed

Por Oscar Valentín Bernal

Jonathan huía de noche por el bosque, totalmente exhausto. Sentía los latidos de su corazón igual que los golpes de un tambor que tocara contra su cerebro.
Se detuvo en seco, jadeando, con las manos en las rodillas, sintiendo el camino del sudor helado que le corría por la espalda y la frente. Tuvo el tiempo suficiente para preguntarse, “¿cómo era posible que una maldita pesadilla se sintiera tan viva?” antes de escuchar el leve murmullo, casi inexistente, producido por su perseguidor entre la hierba. Sabía quién venía por él esta noche, reconocía el escenario; ese bosque escandinavo que le había costado tanto trabajo recrear, horas y horas de ver películas suecas y noruegas, de leer las novelas negras de Johan Theorin para entrar en materia. Y entonces casi sonrió, al pensar que no podía ser de otro modo.
Había sido de la misma manera cada noche, desde que se dio cuenta que no podía escribir. Siempre era un personaje diferente; primero el asesino del faro, luego esa niña poseída por el demonio, después el aluxe. Ahora era el cazador, tenía que serlo.

Leer más “El bloqueo”

El Diablo

sun-2445459_960_720

Por Oscar Valentín Bernal

 

“The scientist of darkness older than the constellations.

The mysterious jinx and the error in heavens masterplan”.

VINTERSORG

 

Cuando entré corriendo en la sacristía para advertirle al obispo, que el Diablo caminaba sobre la tierra, nadie me creyó. Llevaba la frente perlada de sudor bajo el gorro del hábito de monje.

Les conté cómo el padre Nuño decidió practicar un exorcismo clandestino a una pequeña de cinco años, pues la iglesia, le había negado la autorización por falta de pruebas en su caso. Comenzó con el ritual en la sala, después de pedirles a los padres de la pequeña que salieran de la casa. Yo presencié todo el enfrentamiento, mientras asistía a Nuño. Dijo las oraciones necesarias, pronunció cada conjuro, invocó a todas las fuerzas de dios para salvar el alma de la pequeña, que yacía atada en una silla con gruesas amarras, debatiéndose contra sus ataduras y rugiendo cosas en idiomas incomprensibles. Cuando el padre por fin ordenó, “¡dime tú nombre!”, el demonio con forma de niña soltó una carcajada gutural. Luego, con un movimiento grácil, carente de todo esfuerzo, arrancó sus manos de la silla de un tirón, haciendo volar trozos de madera astillada y se puso de pie de un salto. Un pequeño engendro de cinco años, que en aquel momento pareció tan tierno como cualquier otra niñita de esa edad, lo que lo volvió mucho más monstruoso, demencial. El padre horrorizado, trastabilló y cayó al suelo.

Leer más “El Diablo”

De regreso a Fassbender

sun-through-window-sun-through-a-broken-window-by-sun-control-window-film

Por Oscar Valentín Bernal

La noche en que por fin regresé a mi pueblo con el rifle colgando del hombro, las calles estaban sumidas en una espesa bruma. Avancé, invadido de nostalgia entre los edificios de luces apagadas, tiendas cerradas y solitarios restaurantes en los que no había señales de vida. No pude alejar de mi mente el pensamiento de que el pueblo se encontraba desierto.
Recorrí aquellas aceras en penumbra, de la mano de un repulsivo sentimiento de irrealidad que se negaba a dejarme. El aire se sentía denso, el sonido de mis pasos viajaba de manera peculiar entre la niebla.

Leer más “De regreso a Fassbender”

Honor y plumas

Image-2271

“¡Oh Rey! cuyos poderes fueron altos y del mas egregio rango.
Tú que adornaste mi cuello con el collar de tus favores,
grandes como perlas y engarzados como perlas en el hilo,
adorna ahora mi mano con un halcón,
hónrame con uno de limpias alas,
cuyo plumaje haya sido combado por el viento del norte.
¡Con qué orgullo saldré con él al alba, jugando mi mano al viento
para tomar lo libre con lo encadenado!”
-Abd al-Aziz ben Al-qabturnuh-

 

Por Oscar Valentín Bernal

I

Recuerdo como si hubiese sido ayer, la helada y traicionera mañana en que subía por la escarpada orilla de un acantilado en las costas de Cantabria, con cuerda y canasta al hombro y una idea sólida e inamovible en la mente. Hacerme con el ser más perfecto que hubiera respirado sobre la tierra.

Leer más “Honor y plumas”

El faro

Image-516

Por Oscar Valentín Bernal

Aquella noche, el faro de Nomad, estaba rodeado por una espesa capa de niebla.
Abigail encendió la linterna giratoria temprano debido a la poca visibilidad, para alertar a los barcos que pasaran cerca de la pequeña península. Tenía apenas tres meses como operadora del faro y su relevo, Christian, le había contado de diversas ocasiones en que los navíos chocaron contra las rocas del peñasco. El accidente más grave fue el del yate de una empresaria Canadiense, cuyo barco se fue a pique en el arrecife. Leer más “El faro”

El vuelo de Fokker

 

IMG_20180716_182856

Por Oscar Valentín Bernal

“No puede ser real, no puedes estar aquí, no tiene sentido
que estés aquí, además, me niego a creer que estés aquí…”
—Doctor Emmet Brown—

 

I

«Cathay 603 Pesado, autorizado despegar en la pista 09, en el aire contacte terminal de radar 120 decimal 7, buen viaje».

Les indicó la controladora de la torre del Aeropuerto Internacional de Tokio, por la frecuencia de radio.

—Autorizado a despegar en la pista 09 y en el aire contactaremos con radar en 120.7, Cathay 603 Pesado, buenas tardes —contestó Hoji Fujita, el copiloto del Boeing 747 de Cathay Pacific Cargo.

Leer más “El vuelo de Fokker”

Kukulkalli

 

Por Oscar Valentín Bernal

“Solicitamos su ayuda para localizar a Jorge Esteban Martínez Mendoza, de catorce años. Fue visto por última vez saliendo de su salón de clases, en la escuela secundaria técnica número 4.”

Eran las primeras palabras del cartel que estaba pegado precariamente con cinta adhesiva a una banca del parque. Debajo, estaba la foto a color de un niño, el cual parecía demasiado grande para tener catorce. Cabello peinado hacia atrás y una sonrisa burlona en la cara llena de pecas. Bajo la foto, el anuncio continuaba:

“Vestía el uniforme de la secundaria. Cualquier información sobre su paradero, favor de contactar al 3314139579.”

Leer más “Kukulkalli”