Hanging Blimp: Un ejemplo del terror de Junji Ito

Por Jonathan Novak

“Hanging Blimp”, en ocasiones traducido también como “The Hanging Balloons“, es un “one-shot” (historieta de un solo capítulo) de Junji Ito, uno de los artistas de manga más representativos del género de terror. 

De las historias de Junji Ito se puede hablar largo y tendido. Con un estilo único, este autor ha logrado posicionarse a nivel mundial, algo de reconocerse dada la temática y el medio utilizado por el autor.

Lograr la sensación de miedo es un arte en sí mismo, hacerlo en un medio como el cómic es especialmente difícil. En el cine, la música en conjunto de la escena puede generar tensión de manera relativamente sencilla, lo mismo ocurre en el teatro y en los videojuegos; por su parte, la literatura tiene a su alcance a la mayor herramienta de inmersión: la imaginación. 

Entonces, ¿cómo creamos terror en un medio que se limita únicamente a la vista? en esta entrada exploraremos algunas de las técnicas usadas por el maestro Junji Ito para transmitir miedo a sus lectores.

Leer más.

Películas de terror para ver en octubre

gandr-1570463560149

Por Oscar Valentín Bernal

Esto es octubre, amigos y, como es costumbre, no pueden faltar las maratones de películas de terror en compañía de amigos, familia, o solos, en la oscuridad de nuestras habitaciones y lugares macabros de preferencia.
La siguiente selección está compuesta por películas y series para todos los gustos; cada una de ellas, posee detalles que las vuelven especiales y dignas de ser mencionadas en la historia de la cinematografía y televisión del terror.
Cabe mencionar que existen muchas otras películas maravillosas, sin embargo, son estas varias de mis favoritas. Espero que puedan disfrutar de algunas de ellas y les pido también que nos recomienden sus películas preferidas del género.

Leer más “Películas de terror para ver en octubre”

Clive Barker y el horror a bordo del “Meatnight” Train

images (31)

Por Oscar Valentín Bernal

Dentro de la lírica del miedo existe gran diversidad de variantes en cuanto al tono de una historia y los detalles que permiten que la narrativa se torne oscura, psicológica, visceral o que maneje un buen equilibrio entre distintos aspectos que dotarán de verosimilitud y debida crudeza a una obra. Mientras más sugerente sea el autor, echando mano de sutilezas y siendo contundente en los momentos precisos, mejor llevada estará la técnica y es que, quizá una de las misiones más difíciles de lograr para un escritor es la de realmente sobrecoger al lector a través de la palabra escrita. 

A diferencia del cine, en la literatura no existen los llamados “jumpscares” y el uso de recursos baratos pueden fácilmente convertir un relato de terror en una comedia sangrienta.

Uno de los maestros indiscutibles del género de terror es sin duda el escritor y director británico Clive Barker, famoso por obras como la serie de “Hellraiser”, “The Damnation Game” y los ilustres “Libros de sangre”. No obstante, es irónico que siendo capaz de crear universos mórbidos tan interesantes, Barker no goce de la difusión que tienen otros autores del género.
Leer más “Clive Barker y el horror a bordo del “Meatnight” Train”

La pesadilla aérea de Richard Matheson

images (11) (1)

Por Oscar Valentín Bernal

La leyenda original de los gremlins dista enormemente de la versión cinematográfica de 1984, en la que vemos a esos pequeños seres peludos que no deben alimentarse después de la media noche ni entrar en contacto con el agua.
El mito cuenta que durante la Segunda Guerra Mundial los gremlins aterrorizaron a los pilotos aliados en el frente europeo. Aparecían a bordo de las aeronaves y manipulaban sus componentes hasta producir serias averías que muchas veces decantaban en terribles accidentes de aviación.
Hay quienes decían que estas criaturas eran aliadas de los alemanes, sin embargo, existen historias que las describen únicamente como seres traviesos que realizan sus fechorías únicamente por diversión.

Richard Matheson fue uno de los escritores más importantes de la literatura estadounidense de terror y ciencia ficción. Su trabajo ha servido de inspiración para varios escritores de nuestros tiempos, caracterizándose en algunas ocasiones por dar un giro distinto a leyendas del folclore mundial. Su obra más conocida es quizá “I Am Legend”, no obstante

Leer más “La pesadilla aérea de Richard Matheson”

¿Cómo es una buena película de terror?

Por S. Bobenstein

Uno de los sentimientos primordiales y primitivos de los seres humanos, responsable en muchas ocasiones de nuestra supervivencia y, en otras tantas, de acontecimientos terribles, es el miedo. A lo largo de la historia de la humanidad y del desarrollo de todas nuestras diversas culturas, la causa del miedo ha variado enormemente, pero todos, absolutamente todos los seres humanos, hemos experimentado temor: esa sensación de algo acechándonos, la “certeza” que sentimos en el estómago de que algo no está bien, el deseo imperioso de salir corriendo de un lugar por ser “amenazante”, la repulsión cuando vemos algo o a alguien que “sabemos” es malo, el corazón latiendo rápidamente, la respiración haciéndose corta y apresurada, el sudor frío recorriendo nuestra frente, el pecho siendo presionado por tenazas, el temblor involuntario de los músculos, el deseo de gritar… El miedo ha sido parte de nosotros desde el principio de nuestra existencia y sólo desaparecerá cuando hayamos muerto (posiblemente).

Leer más.

El ascensor

Por Oscar Valentín Bernal

I

—Dante, no estoy seguro de que sea una buena idea —dijo Víctor a su mejor amigo, mientras caminaban rumbo al ascensor por los pasillos del hospital general de Newport, donde el papá de Dante era encargado del área de urgencias.
El niño acostumbraba ir al hospital todos los días saliendo de la escuela para esperarlo hasta la conclusión de su turno e ir a casa juntos. Aquel día, fue el último del curso y Víctor pidió permiso a su abuela para ir a casa de Dante a jugar Gears of War toda la tarde. Ya había acompañado en otras ocasiones a su amigo al trabajo de su padre, generalmente el tiempo de espera pasaba rápido. Siempre que uno se divertía con los amigos el tiempo volaba y eso estaba bien para Víctor porque detestaba los hospitales desde que su madre falleció en uno, tres años antes.

Leer más.